Muchas veces pensamos que los peques de la casa están tan llenos de vida y de energía que sus niveles de descanso no son los mismos que los de una persona adulta. Pero como bien sabrás, tus hijos e hijas, a medida que crecen, pasan por diferentes fases físicos y psicológicos en los que el descanso se convierte en una clave esencial para su rendimiento y su salud física y mental.

El sueño es un elemento crucial para los peques de la casa ¿Pero duerme lo mismo un bebé, un niño de ocho años o una de diecisiete? Por supuesto que no. El Colegio de Pediatras de Estados Unidos publicaron en la revista Journal of Clinical Sleep Medicine la siguiente tabla del sueño:

La importancia del descanso de los más pequeños

La rutina del sueño

Los expertos del sueño también recomiendan que se apaguen todos los medios electrónicos, como son los móviles o las tablets, media hora antes de dormir y jamás deben estar en el dormitorio.

Para conseguir un buen hábito del sueño, se recomienda un horario fijo para irse a la cama junto a una serie de costumbres que es necesario repetir día tras día. Por ejemplo, ponerse el pijama, cenar, lavarse los dientes y leer un libro antes de acostarse. Los niños y las niñas asociarán esta serie de hábitos con la hora de irse a la cama y, a medida que se hagan mayores, podrán realizar estas “rutinas del sueño” podrán hacerlas por su propia cuenta.

Recuerda que con un buen descanso, los niños y las niñas mejoran su capacidad de aprendizaje, conducta y humor. Además, les ayudará a tener un crecimiento óptimo, ya que es durante la noche cuando el cuerpo trabaja.

La importancia del descanso de los más pequeños

 

El colchón

Cuando vayas a escoger el colchón de tu hijo y/o hija recuerda que debe ser hipoalergénico, debe favorecer la conciliación del sueño y, ante todo, que evite malformaciones por malas posturas de la columna. En Bautista Muebles y Decoración siempre hemos defendido que el colchón es una de las inversiones más importantes que realizamos a lo largo de nuestra vida. Por tanto, es primordial proporcionar el mejor colchón a nuestras hijas e hijos. Para ello, es necesario un colchón excelente que se adapte a su edad y peso.

  • Recién nacidos hasta dos años: al pasarse tanto tiempo durmiendo, la elección de un buen colchón es vital. Los más recomendables son los colchones firmes, con materiales muy higiénicos y que sean desenfundables para limpiarlo con mayor facilidad.
  • De dos a nueve años: sin olvidar que todavía necesitan una gran cantidad de horas de sueño (de 9 a 12 horas), a estas edades necesitan un colchón que les permita moverse con libertad y con una gran adaptabilidad.
  • De nueve años adelante: a partir de esta edad, los niños y las niñas experimentan los cambios más significativos. Por tanto, es necesario que duerma en un colchón que se adapte a esos cambios.

Recuerda que un buen colchón tiene una vida de diez años. Medita bien la compra con tu hija/o y ten en cuenta todas sus necesidades especiales en caso de tenerlas: sudoraciones, velocidad de crecimiento, peso, altura, escapes nocturnos, etc. Por todas estas razones es conveniente el asesoramiento de un profesional en descanso quién sabrá guiarte a la elección del colchón ideal para los peques de la casa.

La importancia del descanso de los más pequeños

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This